Un poco de historia

El canto Prenatal nació en Francia en el 1976 de la mano de Chantal Verdière, alumna de Marie Louise Aucher, creadora del método de la PSICOFONIA.

Chantal, comadrona, junto a Marie Louise, decidieron aplicar la psicofonia en las mujeres embarazadas, en la maternidad de 2 hospitales. Se dieron cuenta que haciendo cantar con este método consciente de la voz a las mujeres en estado, se daban muchos cambios beneficiosos tanto para ella como para el bebé. Descubrieron que ciertos sonidos y vocalizaciones ayudaban en el momento del parto a que disminuyera el dolor o incluso desapareciera.

¿Cómo? El cerebro a través de la vibración y sonidos concretos, hace secretar endorfinas, también llamada “hormona de la felicidad”. Ésta es la encargada de disminuir el dolor y es la encargada de hacernos disfrutar de las cosas que nos gustan.

Después de muchos años de experiencia y investigaciones por parte de Chantal con otros especialistas, ginecólogos, psiquiatras, pediatras citaron la larga lista de beneficios tanto para la madre como para el hijo.

Años mas tarde Chantal formó a Corinne Pepin y Marie Laure Potel para que pudieran seguir formando en canto prenatal, naciendo así l’École Interantional de chant Prénatal.

La escuela utiliza la psicofonia como método de base para aplicar el canto prenatal

Mi propia experiencia

Yo como cantante, cuando supe que estaba embarazada, empecé a interesarme en el canto prenatal y en las teorías de la escucha del Dr.Tomatis.

Esta investigación me llevó a poner en práctica todas estas teorías y viví mi embarazo cantando y cantando y hablándole a mi hija.

Yo sentía en ella las canciones que la calmaban, las que le gustaban, las que no, las que la excitaban y de alguna manera cantaba lo que ella me pedía en cada momento.

Siempre recordaré una vocalización que canté durante los 9 meses con Isabel Garcisanz, ya que a ella le encantaba ver como mi hija bailaba en mi barriga cada vez que yo la cantaba, pues bien cuando mi hija tuvo 8-9 meses y empezó a hablar se la canté y su respuesta fue:

-“Mamá esta es la canción que yo bailaba en tu barriga cuando vivía allí y me encantaba que me la cantaras, la cantas otra vez? que bien estaba en tu barriga mamá” Ni yo misma podía creer esto, mi hija recordaba como era vivir en mi barriga, sorprendente no?

Los niños recuerdan todo lo que viven dentro de nuestra barriga.

Mi hija nació cognitivamente mas desarrollada, sonrió al nacer, respondía con gestos a la voz de su papá y a la mía, giró la cabeza cuando la llamamos por su nombre nada mas nacer, aguantó su cabeza antes de lo habitual, veía mejor que otros niños al nacer, caminó con 7 meses, habló muy pronto y musicalmente cantaba desde muy pequeña afinando y era capaz de seguir cualquier ritmo.

La mía, no es la sola experiencia que existe y hay documentos de investigaciones realizadas en Francia muy favorables para el canto Prenatal.

Todas las vibraciones llegan al bebé a través de la conducción ósea y el líquido amniótico que acaricia constantemente su piel.

Os animo a adentraros dentro de vuestro cuerpo vibrando con vuestro bebé, es una sensación mágica y única.